martes, octubre 30, 2012

La Emperatriz: La Madre Terrenal

PALABRAS CLAVE: FECUNDIDAD -NATURALEZA - MATERIA
Es el arquetipo de la madre, representa el aspecto yang de la mujer. A primera vista podría confundirse con la Sacerdotisa. En realidad podemos decir que son dos aspectos distintos de la psicología femenina. Cada vez que en los mitos o sueños aparecen hermanas en realidad representan justamente esto. La Sacerdotisa simboliza la femineidad espiritual mientras que la Emperatriz detenta el gobierno de lo mundano.
En el tarot marsellés está sentada en un trono, lleva un cetro con una cruz que representa el mundo de lo espiritual, tiene alas de oro, y un escudo con un águila en la otra mano. Esta ave, aunque es netamente solar, se elige para representar lo femenino ya que la hembra es más grande que el macho. En la alquimia el águila se intercambia con el ave fénix, que simboliza la espiritualización del instinto. El símbolo del águila es riquísimo. Se asocia con la fuerza, el coraje, la luz, el fuego, es el símbolo del poder imperial, de la lucha, de la ascensión que puede ser tanto social como espiritual. En su aspecto sombrío es el ave rapaz, cruel, devoradora y se asocia a la perversión del poder. También podemos decir que es un pájaro iniciador que trae la voluntad de los dioses, es su mensajero, así como también acompaña a las almas de los muertos a su descenso. En algunas culturas se asocia con los vuelos que realizan los chamanes y con el poder del rejuvenicimiento.
Si se invierte el cetro vemos que la cruz forma el símbolo de Venus. A diferencia de la Sacerdotisa cuyo mundo era interno la Emperatriz representa a la mujer activa, emprendedora y solidaria. Esto se simboliza en su vestimenta mucho más suelta y en su actitud. Además no está entre dos columnas, se encuentra al aire libre. Y es que en esta carta se materializa, se concreta el poder de la Sacerdotisa. Si esta última se conectaba con la gestación la Emperatriz es el producto, el fruto, el nacimiento. Por eso se dice que es la Reina Madre.
Como gran madre y reina del cielo la Emperatriz es la union entre el poder yang (fuego) del Mago y el ying (agua) de la Sacerdotisa. Surge entonces algo nuevo en el que están incluidos ambos aspectos. Numerológicamente el 1 del mago y el 2 de la sacerdotisa suman 3 que une a ambos opuestos. Esto se ve reflejando en todas las trinidades: Padre, Hijo y Espíritu Santo, pasado, presente y futuro, padre, madre e hijo. Osiris, Isis y Horus. Este tercer miembro actúa como equilibrador. Dice Sallie Nichols que Pitágoras consideraba al tres como el primer número real, ya que es el primero que se corresponde con una figura geométrica: el triángulo, en definitiva una realidad tangible.
La Emperatriz nos conecta con el sentido de la realidad y la posibilidad de materializar nuestros proyectos, que han surgido de una idea propuesta por el mago y han estado en gestación durante algún tiempo. Es hora de que vean la luz.
La energía de la Emperatriz es creatividad y puro entusiasmo por la vida en general, ama la belleza. Por eso es una mujer que inspira, incita al crecimiento y a la vez sustenta. Se la puede asociar con la mujer mecenas.
En su aspecto sombrío es lo que se conoce como la Madre Devoradora que está presente en mitos y leyendas. Es la madre que da todo pero al mismo tiempo exige todo a cambio, que no deja crecer, que no da libertad. Muchos mitos hacen referencia a este aspecto sombrío de lo materno: la diosa Kali, Cibeles, etc.
 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario