miércoles, octubre 31, 2012

El Juicio: El Llamado a Renacer

PALABRAS CLAVE: REENCUENTRO – RENACIMIENTO – DESPERTAR – DEVOCIÓN – COMPRENSIÓN – BALANCE – CELEBRACIÓN – TRANSFORMACIÓN – REDENCIÓN – LIBERACIÓN – SANACION

En el arcano anterior un sol enorme iluminaba la conciencia de nuestro héroe, lo cual generaba un estado de plenitud, vitalidad, renacimiento y celebración. En el arcano que nos toca, El Juicio - que según R. Wang no se relaciona con el juicio final sino con la posibilidad individual de renacer – el héroe ha cumplido su meta y se ha reencontrado con la comunidad que había abandonado para realizar su destino, tal como les ocurre a los protagonistas de los mitos. En el tarot marsellés vemos al protagonista de la escena que sale de su propia tumba y que se ubica de frente a un enorme ángel que sostiene y hace sonar una trompeta, a su lado están un hombre y una mujer que lo miran y alzan sus manos como si estuvieran orando, en señal de devoción. Parecería que están contemplando un milagro y al mismo tiempo dando gracias a dios por el. Dice S. Nichols que a diferencia de la carta del Joven Enamorado en la cual también había un ángel, el protagonista se encontraba de espaldas al ángel que dirigía su flecha de cupido sin que el fuera consciente, al igual que en La Torre que era expulsado junto a su compañera sin que él pudiera evitarlo. En la Templanza había desaparecido de la escena porque su ego había sufrido una gran transformación luego de la experiencia de La Muerte, y la divinidad toda se estaba haciendo cargo de la alquimia que le daría la posibilidad de continuar. En El Juicio el héroe está presente y no sólo eso sino que es consciente de la presencia del ángel, escucha el sonido de su trompeta, e incorpora la presencia del cielo en su vida cotidiana. En los mitos y leyendas la aventura del héroe también se inicia mediante un “llamado” que provoca que aquel inicie su camino. En este arcano también hay un llamado a la resurrección, un despertar, y al mismo tiempo un pedido del cielo de que esa sabiduría no quede encerrada en los confines de la conciencia de quien ha despertado sino que se haga extensiva a toda la humanidad. Las dos figuras a los costados hacen referencia a este último concepto, y nos dan la idea de que cuando uno renace ese renacimiento genera efectos en nuestro entorno. Una vez completado este proceso de resurrección a una nueva vida los vínculos con nuestros semejantes también se vitalizan, se hacen más profundos. A través del camino del tarot muchos estados han sido atravesados, y en ese conocimiento de la vida y de nosotros mismos hemos aprendido a hacernos cargo de nuestras responsabilidades, que poco tienen que ver con las culpas, sino con darnos cuenta de que nuestras acciones producen efecto en los demás, hemos abrazado a nuestra bestia interna, hemos sido transformados por la mano implacable de la muerte, lavamos nuestras heridas en las aguas de la templanza, nos despojamos de nuestro orgullo y aguardamos esperanzados la llegada del nuevo día mientras comprendíamos que no estábamos solos sino que eramos parte de un sistema cósmico más amplio, aunque llegar a esta certeza casi nos hace perder la razón a manos de la luna. En esta instancia ya no nos victimizamos ni proyectamos nuestra sombra en el otro. Nos hemos vuelto más comprensivos y compasivos con quienes comparten nuestro camino. Nos hemos integrado, nos hemos apropiado de nuestros aspectos escindidos y al habernos “encontrado” podemos también generar encuentros más significantes con otros seres humanos. El llamado del angel tiene como finalidad despertar aquellas funciones inferiores dormidas, talentos, potencialidades jamás desarrolladas y desconocidas para nosotros. Hoy es el tiempo, no importa la edad cronológica para recuperar un sueño no realizado, una actividad postergada, la mente que nos dice que ya se nos pasó el cuarto de hora nos limita con su parloteo constante, sin embargo allí estarán siempre esos tesoros esperando que nos despertemos por fin del letargo y los hagamos relucir.
Los ángeles son los mensajeros de dios, y cada vez que un ángel o un espíritu aparecen en mitos, leyendas y aún en la biblia, traen bajo sus alas un cambio radical, una vida totalmente renovada. Negarse a escuchar el mensaje puede ser muy perjudicial o bien puede privarnos de vivir una existencia excepcional y volvernos seres grises que caminarán hasta el final de sus días sin haber sido abrazados por la vida y sus misterios. Sallie Nichols cita un pasaje de Jung que acá transcribo porque me parece imperdible: “Cuando la libido abandona el mundo superior de la luz, sea por decisión del individuo o bien por una pérdida de energía vital, se hunde de nuevo en su propia profundidad, en la fuente de donde una vez surgió, volviendo al punto de escisión, al ombligo, a través del cual entró una vez en nuestro cuerpo. Este punto de escisión se llama “la madre”, pues es de ella de quien nos llegó la fuente de la libido. Así pues, cuando hay una gran tarea que hacer, ante la cual el ser humano duda de su propia fuerza, el flujo de su libido se retrotrae a su fuente, y este es el momento peligroso, el momento de decisión entre la destrucción y la nueva vida. Si la libido permanece prisionera en el asombroso mundo interior, el ser humano se convierte en una pura sombra en el mundo superior: no es mejor que un hombre muerto o un enfermo grave. Pero si la libido tiene éxito en liberarse y, luchando, llega al mundo superior otra vez, entonces sucede el milagro, pues este descenso a los mundos inferiores ha rejuvenecido a la libido y, de su muerte aparente, despierta llena de ansias de éxito”. Hay momentos en la vida en que tenemos que dar el salto al vacío, ya hemos comprobado que no estamos solos, que la divinidad nos apoya en nuestra evolución que es nuestro destino.
El Juicio también se relaciona con los balances. Estamos terminando el año y es inevitable que uno reflexione sobre lo que nos está dejando este tiempo y que pensemos en nuestros proyectos y sueños para el que vendrá. El angel nos incita a escuchar su mensaje, no es sutil en su manifestación, su trompeta es estridente, ya es hora de renacer a una nueva vida, la oportunidad es hoy, la vida nos da la posibilidad de un nuevo año para lograr nuestro milagro personal.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario