martes, octubre 30, 2012

El Hierofante: Dios en la Tierra

Palabras clave: ESPIRITUALIDAD – ORGANIZACIÓN – PODER – DOGMAS – ARBITRAJE – CONTECIÓN – GUIA - LIDERAZGO

En esta carta encontramos algo nuevo. Aparecen dos hombres arrodillados frente a la figura del Papa. Su número, el cinco, representa la quintaesencia, esa cualidad que sólo conoce el hombre, porque trasciende los cuatro elementos presentes en la naturaleza. El cinco entonces los sintetiza en el espíritu. Vemos en el Papa la búsqueda del hombre por lo trascendente, la necesidad de encontrar un sentido último a la existencia humana, el instinto religioso que lo distingue de los animales. Para Jung la necesidad del hombre por esta búsqueda es aún más potente que el instinto de procreación.
Es una figura poderosa tanto en el mundo simbólico como en el real. Su función es la de conectar al hombre con el mundo de lo trascendente y organizarlo de tal modo que sea accesible para él, espacio que hasta este momento se había alcanzado únicamente a través de la intuición que aportaba la Sacerdotisa.
Se lo llama el rostro visible de Dios porque se dice que posee su mismo carisma.
Probablemente este arquetipo lo proyectemos en maestros, guías espirituales, predicadores, psicólogos, políticos, etc. La palabra papa está relacionada con “pater”, “padre” así como el Emperador gobernaba el mundo material el Papa es la figura suprema de la Iglesia pero se ocupa de otras cuestiones, del crecimiento espiritual de los fieles. Su nombre pontífice significa “puente”, es el nexo entre dios y los hombres. Sirve a aquellas personas que todavía no se han conectado con su propia divinidad y necesitan que alguien ordene, mediante un sistema normativo su conducta (dogmas), qué hay que hacer y qué evitar para que dios se digne a escucharlos y a recibirlos en su reino en la hora de su muerte. Proyectan su propio poder personal para que alguien las ayude a comunicarse con su dios y a reconectarse con su fe, en tiempos en que esta disminuye.
El es el encargado de enjuiciar lo que está bien y lo que está mal y a la vez dar mucha contención. A diferencia de la Sacerdotisa que porta un libro y lo consulta él no lleva ninguno porque su palabra es ley que deviene directamente de dios. Su poder es supremo sobre toda la humanidad. El Papa verbaliza y su mundo es racional.
Los dos hombres que están arrodillados nos dan la espalda. Para Jung cuando en un sueño aparecen gemelos significa que algo está aflorando a nuestra conciencia, los opuestos están emergiendo pero todavía pertenecen al reino del inconciente. No afrontan los conflictos por sí mismos sino que se dirigen al Papa en busca de consejo. El Papa para ellos representa tanto la figura del padre como la de la madre, la "madre iglesia" que da consuelo y contención a sus fieles. Así se produce un diálogo entre el arquetipo y el hombre que se produce por primera vez.
La sombra de este arquetipo surge –como ocurre en otros casos- en el momento en que el hombre se deja tomar por él, así surgen los fanatismos, el seguimiento apasionado por causas que pasan a tener un protagonismo desmesurado en la vida del individuo, que ya no piensa por sí mismo, el creerse único portador de la verdad, la separación de aquellos que no se ajustan a sus mandatos y lo que es peor aún la persecusión de aquellos que no la comparten. Lo colectivo prevalece por sobre lo individual.
En el tarot marsellés está sentado en un trono, lleva una tiara en su cabeza que representa los tres mundos y en una de sus manos lleva un cetro con el simbolo papal que a permanecido a través de las distintas generaciones, mientras que con la otra parecería que va a bendecir a los dos gemelos que se encuentran frente a él. En el tarot de R. Wang el Papa también está sentado en un trono pero en una de sus manos tiene el mundo y al simbolo del hombre.
Desde el punto de vista psicológico el Papa encarna el arquetipo del Salvador porque el tipo de confrontación que sucede entre el ego y lo trascendente hace que la conciencia del hombre evolucione y se sobreponga a sus instintos.
En las crisis lo que más angustia produce en el hombre es no saber porqué se está inmerso en esa situación, cuál es el propósito. Victor Frankl en su libro "El hombre en busca del sentido último" analiza este tema después de haber sobrevivido a los campos de concentración gracias al hecho de haberle encontrado un sentido a la vivencia por más horrorosa que haya sido. El Hierofante simboliza esa búsqueda que nos permite trascender y sobreponernos aún en los peores momentos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario