sábado, mayo 30, 2009

N° VIII - karma

El ocho es el numero de La Justicia, la ley de causa y efecto determina que toda acción genera un efecto al cual deberemos responder eventualmente. La idea de Justicia tiene que ver con reparar y volvernos seres responsables. Este arcano pone a prueba las lecciones que tuvieron lugar en los arcanos anteriores. Constituye un punto de inflexion, un balance, una prueba.
El siete de espadas nos indicaba un mundo nuevo de ideas aunque el peligro era volver a caer en el dogmatismo. El ocho nos muestra por un lado que la excesiva racionalidad y por el otro la rigidez mental nos han hecho prisioneros. El pensamiento nos toma y nos ailsa, nos deja en un lugar oscuro del que es dificil salir sin ayuda.
El siete de bastos planteaba un exceso de pasion. En el ocho nos encontramos con las consecuencias de esa pasion desmedida, sorpresas, situaciones inesperadas que no estan al alcance de nuestras expectativas. No supimos medir nuestros actos, nos dejamos llevar por un exceso de entusiasmo.
El siete de copas nos hablaba de ilusion, ensueño. Salimos a la conquista de lo afectivo sin haber elaborado el pasado, sin habernos hecho cargo de nuestras proyecciones. En el ocho nos volvemos a encontrar solos, quizas no supimos amar, o nos enamoramos de una fanasia. Volvemos a repensar lo afectivo.
El siete de oros nos habia puesto en el camino de la abundancia conquistada a base de esfuerzo y de conciencia. El ocho nos encuentra aún mas solidos en ese camino. Obtenemos lo que nos merecemos, todo cuanto hemos sembrado en el arcano anterior. Podemos seguir creciendo y generando reservas para eventuales inconvenientes.