sábado, mayo 30, 2009

El N° IV - estabilidad

El N° cuatro se corresponde con el numero de la materia, los cuatro puntos cardinales, los cuatro elementos de la naturaleza, la cruz a la que el hombre esta sometido, la experiencia material, concreta, la capacidad para construir una estructura y sostenerla. Es el mundo de El Emperador y su gobierno, el logos, el sistema de leyes, el orden, la estructura. A diferencia de La Emperatriz que es pura creación su energía es de consolidación, el le da a la nueva vida un espacio protector, la organiza para que pueda salir al mundo y desplegar sus potencialidades.
El cuatro de espadas señala una etapa de consolidación del pensamiento y aún de la distancia que se había profundizado en el tres, puede devenir en ideas demasiado rígidas que provocan aislamiento.
El cuatro de bastos consolida aún más la alianza del tres, deciamos que en el tres de bastos la alianza generada en el dos se volvia más abierta hacia el entorno, en el cuatro hecha raíces, la energía busca un espacio de contención y mayor compromiso.
El cuatro de copas cierra la expansion afectiva. Surge la rutina, quienes se encontraron en la era del dos se maravillaron con el encuentro, en el tres lo festejaron e invitaron al entorno a celebrar su felicidad. Ahora el cuatro exige la profundizacion del vinculo, se pone a prueba.
El cuatro de oros plantea la consolidacion de la ganancia material que pudo encontrar plenitud y equilibrio en el tres, dependera de quien tenga que enfrentarse con esta energia si se vuelve apegado a lo que ya consiguio o por el contrario tiene la sabiduria suficiente como para utilizarlo unicamente de base para seguir creciendo sin volverse esclavo de su creacion.