martes, julio 11, 2006

Algunas consideraciones antes de empezar:

* Me baso en las premisas de la psicología junguiana para encarar el estudio del tarot, conceptos como el camino de individuación, la sombra, el ánima, el ánimus, el self, el ego-conciencia, las cuatro funciones psíquicas serán aplicados al mismo. Estos conceptos se irán volcanco a medida que vayamos avanzando.
* No trabajaremos con cartas invertidas. Considero que toda carta como el arquetipo que se representa en ella contiene su porción de sombra y de luz (ying y yang). Algunas de ellas serán más luminosas que sombrías y viceversa, no serán estudiadas en términos de malas o buenas. Los conceptos que antes utilizaba por ejemplo la astrología antigüa en relación a lo que se consideraban planetas benéficos o maléficos están agotados. En nuestra era se trata de utilizar el oráculo en función de captar la esencia de una situación dada y de cómo estamos parados frente a ella. Por otra parte las combinaciones de cartas nos darán la pauta de la cualidad sombría o luminosa de la respuesta (p.e. "El Emperador" acompañado por "El Diablo" nos remite a abusos de poder, a la utilización del mismo con fines ilegítimos, etc. mientras que si aparece con el Sol se resaltan los aspectos luminosos del arquetipo del Padre). Sin embargo, hay que tener en cuenta también que nada es definitivo, lo único mutable es el cambio mismo. Nada es malo o bueno en sí mismo, simplemente es.
* Hay que aclarar lo siguiente: ningún oráculo es infalible. Cuanto más sepamos acerca del lenguaje simbólico que está presente en los arcanos y más nos conectemos con nuestra propia intuición mejor interpretaremos su mensaje. Nuestra misión como intérpretes es ayudar a la persona a conectar con su propio interior, con su sabiduría, con su inconsciente que es en definitiva de donde emanan las respuestas. Lo que se debe hacer es aclarar ideas, conceptos, orientar. En general lo que ocurre en nuestra vida es producto de nuestro interior, aunque nos cueste este concepto, ya que culpando al entorno nos libramos de responsabilidad echándole la culpa a la suerte o al destino. Sin embargo, tendiendo en cuenta la ley universal de Trimegisto "Cómo es arriba es abajo, como es afuera es adentro" podemos modificar nuestro entorno en la medida en que trabajemos con nuestro interior.
* ¿En qué nos basamos entonces para interpretar el oráculo? En el concepto junguiano de la sincronicidad para explicar cómo funciona el mismo. La sincronicidad consiste en la unión trascendente de dos hechos que aparentemente parecen desligados y que sin embargo conforman una unidad psíquica y física. El hecho de extraer una carta es un hecho físico, el problema, la consulta, la pregunta, es un hecho psíquico. Ambas están unidos en tiempo y espacio, el momento en el que se extrae la carta y la situación determinada comparten la misma esencia, por ende el significado arquetípico de la carta nos va a dar la respuesta a la inquietud que se plantea. Para saber más acerca de este tema se puese consultar el libro "Adivinacion y Sincronicidad" de M. von Franz (discípula de Jung).
* Existen distintos tipos de mazo para un mismo tarot. Esto significa que los arquetipos son los mismos, varía el envase. El tarot junguiano diseñado por Robert Wang, artista plástico y analista junguiano norteamericano me parece el más rico desde el punto de vista simbólico. Sin embargo como no se consigue en el país y es poco conocido me remitiré también al Marsellés.
* Con respecto al tema tiempos. Es muy difícil hablar de tiempos a la hora de consultar el tarot. Creo que por otra parte plantear una fecha concreta puede resultar demasiado determinista. En mi caso me baso en calidad activa o pasiva de la carta a la hora de definir si una situación se puede definir en forma rápida o por el contrario llevará un proceso más complejo en el tiempo. Las cartas activas son cartas de concreción: El Sol, El Carro, El Mago, etc. arquetipos de orden masculino, no entendido como género sino como energía (actividad, lucha, acción, concreciones), mientras que las pasivas se refieren a energías femeninas (introspección, fecundidad, receptividad), como La Sacerdotisa, La Luna, etc.

1 comentario:

  1. Muy interesante tu blog. Para leer con calma. Un trabajo elaborado y personal, diferente, amplio. Te felicito.
    Yo tambien trabajo con astrologia, mitos y tarot. Cuando quieras pasa a dar una vuelta.
    Saludos
    LM

    ResponderEliminar